Ballet de Santiago

En 1959 se creó el Ballet de Arte Moderno dirigido por Octavio Cintolesi y al poco tiempo, éste se transformó en cuerpo estable del Municipal. Desde sus inicios este cuerpo incorporó la técnica clásica, integrando elementos de danza moderna y propuestas nacionales.

En 1982 Iván Nagy tomó la dirección del ahora nombrado Ballet de Santiago y en una nueva etapa, decidió transformarlo en un conjunto de excelencia con artistas extranjeros, y profesores invitados de primer nivel. En pocos años logró montar obras dificilísimas del repertorio y elevar la calidad de la temporada oficial de ballet, convirtiendo a la compañía en una de la mejores de Sudamérica.

Más tarde, en 2004, asumió como nueva Directora Artística Marcia Haydée, una de las personalidades más importantes de la danza del siglo XX, quien ya había ocupado ese cargo desde 1993 a 1994 y que además fuera primera bailarina y directora del Ballet de Stuttgart por 26 años. Haydée se mantiene hasta hoy en el cargo y en su gestión la compañía ha estrenado importantes obras y realizado giras dentro y fuera de Chile.

Actualmente el Ballet de Santiago, es el único ballet clásico profesional de Chile y presenta cinco a seis títulos cada año como parte de la temporada de oficial de ballet, incluyendo diversos estrenos y nuevas coreografías. Además, la compañía realiza gran cantidad de giras de difusión que realiza a lo largo de todo el país, y algunas otras por invitación al extranjero.